Consejos para cuidar tu piel durante el invierno

A pesar de que la piel, como muchos órganos del cuerpo, cuenta con su propio sistema de defensas naturales, es una de las partes del cuerpo más propensas a sufrir daños por agentes externos y climatológicos en cualquier momento por eso hoy te traigo consejos para cuidar tu piel durante el invierno. La realidad es que muchas de nosotras no somos conscientes de la gran exposición a la que sometemos nuestra piel sin ninguna protección.

Consejos para cuidar tu piel durante el invierno

Sí, aunque no lo creas, esta es una de las temporadas donde nuestra piel sufre más por agentes externos como el frío y el viento. Los mismos son tan capaces de debilitarla y acelerar su envejecimiento, como en los meses de verano con la exposición al sol.

Imagina que tu piel se encuentra a gusto dentro de casa a una temperatura ideal y que de pronto debes salir y la expones a un cambio brusco de temperatura.

Son esos cambios los que hacen que su capa hidrolipídica se deteriore, dejándola prácticamente desnuda ante las agresiones externas, favoreciendo la deshidratación, la sequedad extrema, descamación y muchas otras consecuencias.

Si estás leyendo esto, entonces tanto tú como yo queremos proteger nuestra piel y mantenerla sana durante esta época fría. Es por ello que hoy te daré mis mejores consejos para reforzar los cuidados de la piel en esta época, protegerla de los cambios bruscos de temperatura y sobre todo de esa exposición al frío que resulta inevitable en invierno. ¡Toma nota!

1. No descuides la limpieza

A ver, somos humanos y muchas veces la pereza puede más que nosotros mismos. Sin embargo, la limpieza correcta tanto del rostro, como del cuello, las manos y toda la piel es necesaria e importante, especialmente en invierno.

Desmaquíllate completamente, limpia tu rostro con productos adecuados para tu tipo de piel (yo utilizo productos de la marca Biotherm y de Vichy.) y sobre todo no te olvides de tratar delicadamente tu piel, que es el órgano más visible del cuerpo y tu tarjeta de presentación.

Hazlo dos veces al día y verás la diferencia.

2. Mantenla hidratada

La piel tiene que hidratarse ¡si o si! Y esta es una rutina que muchas de nosotras descuidamos en invierno cuando es aún mucho más importante. Recuerda que una buena hidratación te proporciona protección contra agresiones externas y sobre todo contra las bajas temperaturas, evitando que la piel se reseque y la aparición de heridas en la piel.

Hidratación de la piel

3. Usa filtro solar

Tu piel recibe una gran cantidad de sol mientras realizas actividades rutinarias como ir al trabajo, salir a comprar o dar un paseo y si, incluso en invierno lo hace. Por eso es muy importante utilizar un buen filtro solar a diario con factor de más de 30.

Que el cielo esté nublado no impide que los rayos solares incidan negativamente en tu piel. ¡Protégela siempre! 

4. Usa mascarillas o complementos nutricionales

Yo las llamo los salvavidas y las he usado desde siempre, sencillamente porque brindan a mi piel múltiples beneficios. Tú también puedes usar mascarillas en invierno, ya que te aseguras de reparar todos los daños que sufre tu piel durante estos meses de frío.

Puedes encontrar muchas mascarillas en el mercado, pero si quieres algo casero, una que siempre utilizo porque me deja la piel muy suave es a base de avena, miel y yema de un huevo. La dejo actuar 20 minutos, aclaro con agua tibia y el cambio es instantáneo. 

También puedes añadir a tu rutina de cuidado de la piel del rostro, cuello y manos, complementos nutricionales como las vitaminas del grupo A, B, C y E, que son antioxidantes.

5. ¡Bebe mucha agua!

Nada como una buena hidratación natural. El agua es la principal encargada de reforzar la estructura de la piel manteniéndola hidratada y elástica, así proteges también tus labios que suelen agrietarse y evitas que se reseque la piel.

Es un consejo para cuidar tu piel durante el invierno que muchas veces descuidamos.

6. Aprovecha esta época

Invierno es la temporada por excelencia de los peeling o cualquier tipo de tratamiento de rejuvenecimiento y regeneración de la piel. De modo que si hace tiempo estás pensando hacerte uno, aprovecha el clima sin correr riesgos de manchas u otros daños.

Por último, me gusta utilizar prendas de ropa para proteger las zonas más delicadas de mi piel, es por ello que uso guantes, sombrero, bufandas y una buena chaqueta de invierno. Hazlo tú también y evita los cambios bruscos de temperatura, tu piel te lo agradecerá.

prendas de abrigo para cuidar la piel

Deja un comentario