¿Nuestras emociones pueden influir en la moda?

Amamos la moda y parece que poder vestirnos como nos gusta es esencial para sentirnos mejor. Pero sucede lo mismo en sentido contrario: nuestras emociones pueden influir en la moda. Estudios científicos han comprobado que la ropa que usamos tiene relación directa con nuestro estado de ánimo.

Se le preguntó a cien mujeres acerca de lo que solían vestir cuando estaba decaído su ánimo. Es una pregunta compleja porque no siempre nos damos cuenta de lo que usamos. Pero ¿No has notado que hay días en los que, a pesar de que te guste vestir bien, te preocupas menos por lo que usarás? Sí, esos días en que solo te pones unos vaqueros, una camiseta y nada más porque nuestras emociones pueden influir en la moda. Seguramente sabes hacer milagros con poco, pero, no hay que negarlo, es muy sencillo.

Resulta que esa sencillez y, en muchos casos, desdén, tienen que ver con que no te sientes bien. Bueno, el 51% de las mujeres coincidieron en que, efectivamente, un vaquero es su mejor elección en esos días de poca felicidad. Y un 57% de las chicas admitió que también, en estados de ánimo bajo, se exhiben menos.

Taparse la cintura es una característica típica de eso. ¿Lo haces a menudo?

Cómo nuestras emociones pueden influir en la moda: el buen humor

Cómo nuestras emociones pueden influir en la moda: el buen humor

Por el contrario, destaparse un poco más y mostrar las curvas suele ser sinónimo de seguridad y confianza en ti misma. Estos sentimientos son promovidos por buenos estados de ánimo.  Usar tus prendas favoritas también indica que estás bastante bien contigo misma.

El estudio también determinó que el uso de accesorios es más probable cuando estás de buen humor. Pero ¿por qué? Resulta que un buen estado de ánimo te hace sentir bien al mirarte al espejo, esto nos permite pasar más tiempo frente a él: nos probamos una cosa y otra y los accesorios juegan un papel muy importante aquí. Prestar atención a los detalles es algo propio de quienes están tranquilas consigo mismas.

Collares, sombreros, gafas de sol, pendientes, pulseras… ya te verás probándote todo lo que se te cruce antes de salir, si te sientes feliz. Lo mismo pasará con tus zapatos favoritos.

El efecto inverso: la ropa y su influencia en las emociones

La doctora Karen Pine, profesora de Psicología del Desarrollo en la Universidad de Hertfordshire (Inglaterra),encargó a sus alumnos ir a clase vestidos con una camiseta que tuviese el logo de Superman. La sensación que provocó en los estudiantes fue positiva. Éstos admitieron sentir que llamaban la atención, que se veían bien. Eso les dio seguridad.

Aprovechar este método para lograr influir en nuestras emociones también es posible. Prueba a vestirte de un modo más llamativo o con un accesorio o prenda que llame la atención. Conseguirás así sentirte mejor con respecto a ti misma. Es verdad, a veces no nos sentimos muy bien, pero seguro que podremos estar más felices y satisfechas si los demás se sienten atraídos por nosotras. Si logramos que la perspectiva de otros con respecto a nosotros cambie.

Ya sabes cómo nuestras emociones pueden influir en la moda y también sabes que funciona al contrario. Mantente de buen ánimo y luce atractiva, de uno u otro modo, siempre estarás bien contigo misma.

El efecto inverso la ropa y su influencia en las emociones

3 comentarios en “¿Nuestras emociones pueden influir en la moda?

  1. ¡Interesante post! Estoy de acuerdo, me ocurre mucho en invierno. Suelo decantarme por colores sobrios, apagados u oscuros… ¡porque estoy de bajón! Odio el invierno… Pero me encanta cuando llega verano y puedo ponerme ropa ligera, fresca y llena de colorido. ¡Es ese momento del año que estoy happy todo el día!

    Este invierno intentaré adoptar otra filosofía!

    Un saludo!

Deja un comentario